Nutrición y Coronavirus – GET UP! Delicious Life
  • 50 Actividades para Hacer en Cuarentena

    0 comments / Posted by Atención Al Cliente

    50 cosas que voy a hacer en casa durante la pandemia del Coronavirus #yomequedoencasa #todoirabien

    A nosotros, que tomábamos las calles como si fuesen nuestras, que nos quejábamos de un ritmo de vida vertiginoso donde las prisas por no llegar a los sitios nos quitaban las ganas. A nosotros, que llenábamos las terrazas, los parques, las playas y estaciones de esquí en algaradas.

    A nosotros, que nos abrazábamos y nos comíamos a besos cuando nos veíamos, que nos encantaba bailar un directo hacinados, al roce de las pieles; que hasta sin conocernos éramos capaces de fundirnos en un abrazo en esos momentos de exaltación de la amistad. A nosotros, que nos sentíamos dueños de la naturaleza, que teníamos previstas reuniones, viajes, clases, presentaciones, eventos; que nos sentíamos libres de entrar y salir, de ir y volver. A nosotros, que en días como hoy nos visitaba el tedio por tener que ir al trabajo. A nosotros, las circunstancias, nos han quitado la libertad. A nosotros. Quién lo iba a imaginar.

    Las realidades a nivel mundial son graves e insólitas: generan alarma. Nuevos escenarios provocan confusión, miedo, rabia, ansiedades, por lo complejo, lo desconocido, lo inusual… Pero se nos pide poco, muy poco: tan solo hay que quedarse en casa. Y vivimos en el primer mundo.

     

    Los seres humanos somos extraños y podemos llegar a interpretar papeles viles en los supermercados, pero también tenemos la capacidad de hacer cosas maravillosas. Y seguimos estando aquí. Solo que, en casa, tan solo de nosotros depende el poder disfrutarlo… algunos no pueden.

    Yo estos días ando con estas cosas para hacer en casa. Algunas ya las he llevado a cabo. Sobre todo, ando en vivir el momento, esa décima exacta de segundo que está sucediendo justo en este mismo instante.

    50 cosas para hacer en casa

    1. Ordenar los discos duros, Dropbox, escritorio, etc. eliminando todo lo que no sea de utilidad.
    2. Planificar, analizar la situación, hacer números, previsiones y más números para intentar salir airosos de esta…
    3. Ordenar todas esas imágenes que voy acumulando con avidez, sin sentido. Ni siquiera sé dónde están.
    4. Dialogar conmigo, con honestidad… Reparando en la escucha.
    5. Calzarme las zapatillas, subir el volumen y caminar 10.000 pasos. Mi pasillo es un buen emplazamiento: 650 vueltas.
    6. Mantener mis rutinas, sobre todo aquellas que más feliz me hacen.
    7. Cocinar, en general, y en especial un pastel de manzana con harina de espelta… Disfrutar deslizándome por las texturas de la masa.
    8. Buscar ese rayo de sol que entra por la casa y crear un nuevo espacio para la ingesta de la vitamina D en el balcón y comedor, donde he comprobado que se halla a ciertas horas del día. También disfrutar de la lluvia y de esos surcos que deja en los cristales.
    9. Jugar con algo físico, modelando, construyendo, a juegos de mesa…
    10. En 5 días de reposo perdemos el 9% de nuestra fuerza y el 3,5% de nuestra masa muscular. Ejercitar mi cuerpo.
    11. Conversar con los otros, reflexionar. Pensar en lo que tenemos. Y en lo que queremos…
    12. Dibujar, aunque pienso que no se me da bien… Letras, gatos, rostros de esas personas que me mueven por dentro… Dibujar.
    13. Descubrir esos rincones de casa en los usualmente la vida no me deja detenerme. Fotografiarlos.
    14. Detenerme, observar minuciosamente el contenido de la casa, ¿Realmente me hace feliz? ¿Es necesario? ¿Es útil? ¿Es bonito?
    15. Seguir escribiendo, de las razones, pensamientos, sentimientos… Para mí, para otros/as, a mano, a tecla.
    16. Rediseñar los flujos y maneras de trabajar, atenta a la adquisición del conocimiento.
    17. Trasplantar las plantas mientras les cuento una historia.
    18. Adentrarme, aún más, en el arte, la poesía, la filosofía, la ciencia, las emociones…
    19. Corregir los trabajos de clase, con mimo y atención a los aprendizajes.
    20. Deshabitar el armario…Volver a habitarlo solo con aquello que realmente utilizo.
    21. Continuar la guerra al plástico y seguir replanteándome nuestra forma de vida. Calcular nuestra huella ecológica. ¿Qué podemos cambiar?,
    22. Seguir en compañía de todos aquellos que me alimentan el alma, dispares, múltiples, infinitos: Philip Glass, Michel Nyman, Tindersticks, Françoise Hardy, Villagers, Palace, Claudine Longet, Bebo, Etta, Bowie, Japanese Breakfast, Iggy, Amaro Ferreiro y tantos otros… Bailar. Crear listas. Compartirlas.
    23. Seguir oteando, nutriendo mi curiosidad, que es infinita… tirando de los hilos. En películas y series aparecen múltiples referencias a libros, lugares, música que siempre me abren nuevos mundos y generan felices tiempos de aprendizaje.
    24. Quedar con amigos para cenar, conversar, tomar un aperitivo, prepararlo todo con esmero… Y conectar el Skype.
    25. Perderme en manchas de tinta: Josep Maria Esquirol, Marguerite Duras, Hanif Kureishi, Nuccio Ordine, Elvira Navarro, Sara Mesa, Trueba, Bauman… y tantas otras palabras por revelarse. Aprovechar para ordenar y releer.
    26. Observar mi cuerpo como si fuese la primera vez, con detalle, esperando hallar novedades de la experiencia.
    27. Disfrutar del silencio absoluto.
    28. Observar las nubes desde la ventana. Descubrir las figuras imaginarias que siempre esconden.
    29. Disfrutar de una obra de teatro. Son múltiples e interesantes las opciones que los teatros están ofreciendo estos días.
    30. «Rediseñar» las redes sociales, seguidores, seguidos, contenidos.
    31. Deleitarme con todos los contenidos editoriales, musicales y culturales que se están compartiendo en red. Son maravillosos y una muestra de que la cultura salva.
    32. Seguir disfrutando cada día de mi trabajo, de la gran fortuna de dedicarme a lo que me gusta.
    33. Analizar nuevos proyectos. Explorar nuevos caminos.
    34. Adecentar ese rincón que tenía olvidado.
    35. Mantener esa conversación que tenía pendiente desde hace tiempo.
    36. Disfrutar de las peripecias sociales que viviremos estos días. Serán muestras de otras maneras de relacionarse; provocarán emociones intensas, de esas que erizan nuestros vellos. Balcones en canto, aplausos colectivos, músicas, visuales, berreos de nuestras ansiedades… serán originales e inauditas las manifestaciones y acontecimientos sociales que experimentaremos.
    37. Ser consciente del tiempo, las mismas horas, pero vividas de modos distintos. Ese tiempo que antes parecía escurrirse, ahora la vida nos lo entrega a raudales.
    38. Ducharme con sosiego, con música o silencio, pensando en todo lo que tenemos (la mayoría nos hallamos en el primer mundo) y no en todo lo que nos falta.
    39. Revisar todos los carteles que tengo en casa y poner en marcha un plan para su exhibición. Algunos llevan años encerrados.
    40. Comenzar la serie Utopia. Me han hablado de sus peculiaridades, significado y fotografía. Me ha entrado la curiosidad.
    41. Abrir ese cajón que esconde tesoros de siglos. Desechar lo inútil mientras pienso en aquellas quejas estúpidas que todos hemos emitido en alguna ocasión e intentando no olvidarlas.
    42. No hacer nada. Absolutamente nada.
    43. Visitar los museos. La mayoría cuentan con una programación de exposiciones y archivos online.
    44. Observar por la ventana. Rara vez pasaremos tanto tiempo en casa… Esos instantes proponen fotografías, imágenes inhóspitas, nuevas perspectivas.
    45. Echar de menos a las personas con las que comparto mi vida laboral y personal.
    46. Mantener largas sesiones de juegos, caricias y conversaciones con mi gata.
    47. Dar ánimos a todas esas personas que tienen difícil la adaptación y la convivencia, especialmente a los que siguen con normalidad su actividad: sanitarios, personal de supermercados, farmacias, transportes, etc. Ellos nos cuidan y cobijan. Ellos no pueden vivir la casa.
    48. Seguir trabajando en ese proyecto que espero vea la luz este año y me hace especial ilusión.
    49. Aprovechar las crisis o las extrañas circunstancias para aprender, repensar otras maneras de hacer y existir. Gràffica nació de ello.
    50. Experimentar esa sensación que los holandeses definen como el Gezelligheid, al sentir la calidez e intimidad de la protección que nos hace sentir seguros en casa.

    Y sobre todo confiar. Confiar en que todos estarán bien y todos estaremos bien.

    Hay que disfrutar de la estancia. Estar en casa, trabajando haciendo cosas, creando, estando sano, es un privilegio, un regalo, que algunos no pueden disfrutar.

    Como dijo el primer ministro italiano Giuseppe Conte, «mantengámonos alejados hoy para poder abrazarnos mañana».

    ¡Feliz lunes!

    Encuentra contenido exclusivo en nutras Redes Sociales

    Read more

  • 4 alimentos a evitar en Cuarentena

    0 comments / Posted by Atención Al Cliente

    Coronavirus: los cuatro alimentos que más engordan y debes evitar durante la cuarentena

    Aún no sabemos cuánto tiempo tendremos que estar recluidos en casa y, por eso, es importante no sucumbir ante la tentación de los alimentos más calóricos y menos nutritivos.

    • Comer como 'hobby'

      En las charlas motivacionales se suele decir que los asiáticos ven en todas las crisis una oportunidad. La cuarentena que vivimos, por ejemplo, es una situación en la que podemos retomar hobbies olvidados e, incluso, tener una brillante idea que rentabilizar. Pero, seamos sinceros, la gran parte de nosotros está haciendo un sobreconsumo de redes sociales y de series online.

      Otro de los pasatiempos favoritos de quienes estamos recluidos en casa es hacer una excursión a la cocina. Abrimos frigoríficos y despensas en busca de algún alimento que podamos llevarnos a la boca. ¡Ojo con esta práctica! Pasarnos de calorías y de alimentos poco nutritivos en un momento en el que somos más sedentarios de lo normal puede traernos problemas.

    • Las papas fritas

      La guarnición y el aperitivo por excelencia. De hecho, uno de los principales peligros que entraña este alimento es que las comemos sin darnos cuenta: abrimos una bolsa por aburrimiento y, después de comer la primera, no podemos parar. Son bajas en fibra y, por tanto, es muy fácil pasarnos de cantidad porque no nos hacen sentir llenos.

      Un estudio de 2011 de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard asegura que las patatas fritas se relacionan más con el sobrepeso que la bollería y las galletas. Las papas tienen unas 88 kilocalorías por cada 100 gramos y no tienen un perfil interesante desde el punto de vista nutricional. Cuando son fritas, su valor energético se dispara: pasan a contener 470 kilocalorías en la misma cantidad

    • Los refrescos azucarados

      Estas bebidas, que forman parte de la dieta habitual de muchas personas, son un peligro para la salud. No se trata de una exageración: la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no superar los 25 gramos diarios de azúcar y con estos productos es fácil pasarse. Una sola lata de refresco de cola contiene, aproximadamente, 35 gramos.

      Desde el punto de vista nutricional, los refrescos no tienen interés y facilitan el aumento de peso. Abusar de ellos, por tanto, se relaciona con un aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer, según un estudio de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés)

    • Los zumos con azúcar

      Una de las grandes mentiras con las que convivimos a diario es pensar que los zumos de frutas son saludables. La fibra es lo que hace que el azúcar naturalmente presente en la fruta no sea perjudicial: evita que entre en el torrente sanguíneo de manera rápida y produciendo picos de glucosa. Si eliminamos esa fibra para hacer un zumo, el azúcar se considera libre y, por tanto, malo para la salud.

      Si, además, el zumo que hemos comprado contiene más azúcar añadido, se convierte en un producto tan poco saludable como los refrescos anteriormente citados. Un truco para identificar los peores zumos es fijarnos en el etiquetado: si se llama zumo, no tiene azúcar añadido; si se llama néctar, sí. Lo mejor es tomar siempre la fruta completa.

    • La comida basura

      Sorprendentemente, las hamburguesas, los perritos calientes o los kebabs se asocian menos a la obesidad que el resto de los anteriores productos. La comida rápida está formada por los peores grupos de alimentos para la salud: carbohidratos procedentes de cereales refinados, carnes rojas y procesadas, salsas azucaradas y grasientas

      Además, los menús de comida basura suelen venir acompañados de patatas fritas y refrescos, con lo que su peligro para la salud se incrementa. Comer uno de estos suele suponer más de la mitad de las kilocalorías necesarias en un día. Eso sí, a través de ellos no alcanzaremos las demandas realmente importantes para el cuerpo de vitaminas y de minerales.

      Encuentra recetas saludables en nuestros canales digitales

       

    Read more

  • Sobrevivir a la dieta durante la cuarentena

    0 comments / Posted by Atención Al Cliente

    El encierro en casa puede que te haga caer en muchas "tentaciones", lo cual puede llegar a ser perjudicial para tu salud.

    Millones de personas en el mundo entero han tenido que cambiar abruptamente sus hábitos debido a la cuarentena que están atravesando muchas ciudades y países por el tema del coronavirus. 

    Tener que estar en casa, prácticamente las 24 horas del día, durante un periodo prolongado, puede que traiga muchos inconvenientes, entre ellos, el tema de nuestra alimentación.

    El ansia de estar encerrados, pese a tener que hacer trabajo, puede que haga que te levantes varias veces de la silla para ir al refrigerador, abrirlo y comer lo que más se nos antoje en ese momento, lo cual podría dejar efectos negativos en tu peso y en tu salud.

    Dieta a seguir durante la cuarentena por coronavirus

    1) Consume más verduras, frutas y legumbres. Elige sobretodo aquellas que pueden estar fuera del refrigerador: calabazas, zanahorias, manzanas, peras, naranjas y mandarinas.

    2) Además de que las legumbres se conservan mejor, son más versátiles y económicas.

    3) Trata de comprar pescados y carnes frescas, pero si no puedes, opta por las congeladas en los supermercados. 

    4) Come cereales integrales y evita los refinados.

    5) También no pueden faltarte en casa huevos. Además de tener muchas proteínas, puedes hacer con ellos muchas recetas.

    6) Adereza tus platillos con aceite de oliva extra virgen, rico en vitaminas y antioxidantes.

    7) También puedes comer conservas, aunque no son recomendables para las personas con hipertensión por su alto contenido en sal.

    8) Evita alimentos, procesados, bollería y snacks, pues tienen muchas grasas trans y saturadas; además de mucha sal y azúcares

    Revisa más consejos, tips y recetas saludables en:

    Read more

  • 7 Mitos y Verdades del Coronavirus

    0 comments / Posted by Atención Al Cliente

    Nuestros especialistas te revelan 7 Mitos y Verdades sobre el Coronavirus

    Read more

  • Coronavirus: Qué Comer en Cuarentena

    0 comments / Posted by Atención Al Cliente

    Qué comer para mantenerte saludable durante la cuarentena

    Ya inició nuestro confinamiento obligatorio en nuestras casas. Ahora te preguntarás, ¿cómo continuaré con mi alimentación saludable?

    Aquí te damos algunas ideas que pueden nutrirte y favorecer tu sistema inmunológico 

    Elige alimentos estables como productos enlatados, pastas, arroz y legumbres y utiliza tu congelador para almacenar panes, carnes, verduras, frutas y más

     

    ¿Qué insumos debería tener?

    1. Frejoles y menestras

    Son alimentos ideales, duraderos y muy ricos en nutrientes, además de aportar proteínas de origen vegetal

    Los garbanzos y las lentejas se pueden mezclar con ensaladas o usarse en sopas y guisos, así como procesarse como hummus casero

    2. Pescado enlatado

    Las fuentes de proteínas enlatadas o envasadas al vacío como el atún o el salmón también son altamente nutritivas y ofrecen ácidos grasos omega-3, saludables para el corazón.

    3. Mantequillas de nueces

    Estas son una gran fuente de proteínas y grasas saludables y combinan bien con muchos alimentos, desde galletas y panes hasta manzanas y plátanos. Otra opción es la mantequilla hecha de semillas de girasol apropiada para las personas con alergia al maní o a las nueces de árbol.

    4. Pasta de trigo integral y frijoles, quinua y arroz integral

    Estos son los granos ricos en nutrientes para abastecerte, y pueden usarse como guarnición o mezclarse con proteínas y vegetales.

    5. Avena 

    Puedes cocinar avena y agregar ingredientes salados como queso rallado, tomates secos o incluso huevos para una comida rápida y rica en nutrientes.

    6. Frutas y verduras 

    Y lo más importante es abastecerse de verduras y frutas. Asegúrate de lavarlas y desinfectarlas antes de su consumo

    7. Frutas secas, pop corn y chocolate

    Las frutas secas como pasas, aguaymantos, arándanos, damascos e higos son una fuente dulce de hierro, fibra y antioxidantes. Se pueden combinar con nueces, almendras, cashews, pistachos, maní o pecanas. Las semillas de girasol o de calabaza también son una sabrosa opción nutritiva, y se pueden usar para mezclas hechas en casa.

    El maíz pop corn es una gran fuente de fibra y puede prepararse al microondas sin usar aceite como te lo mostramos en este vídeo de nuestro canal de YouTube

    8. Agua, leche y café 

    Recuerda mantenerte hidratado.

    Almacena al menos un galón de agua por persona o mascota por día y ten a la mano un suministro para tres días.

    La leche también es una buena fuente de calcio y vitamina D que estimula el sistema inmunológico, pero no necesariamente tiene que refrigerarse.

    9. Pan, Carnes y Embutidos

    Aprovecha y congela panes de masa integral, así como quesos bajos en grasa, carnes de res, de ave o de cerdo. Nuestra recomendación es consumir al menos 150g de carnes cocidas en tu almuerzo y tu cena.

    Recetas fáciles y saludables para hacer en casa

    Te acompañamos durante esta cuarentena con recetas fáciles y saludables.

    Revísalas en nuestro canal de Instagram Tv 

    Read more