¡No descuides tu figura en vacaciones! – GET UP! Delicious Life

Publicado en por Atención Al Cliente

 

Subir de peso durante los días de descanso es el error más común. Pero, ¿y si puedes evitarlo? Acá te dejamos algunos consejos que sin duda te servirán para no subir ni un gramo de más.

 

 

1. ¡El deporte es un gran aporte!

 Si gastas mucha energía, podrás comer mucho más porque compensas la ingesta de calorías con la práctica de ejercicio, sin duda es la mejor manera de controlar tu peso. ¡Mantente activo!, si llevas una vida sedentaria,te bastará con irte a nadar al club o playa preferida media hora o andar por el malecón una hora al día.
2.  ¡Hidrata-Arte!
Además del agua, escoge bebidas bajas en azúcares y sin burbujas. Recomendamos tomar muchas infusiones o jugos de frutas con hielo picado, son extremadamente sanas y están riquísimas. Además de las bebidas tienes opciones de postres fríos como helados de frutas y cremoladas.
3. ¡No te saltes comidas!
Ahora tienes tiempo y cero excusas para no comer a tus horas. A pesar de acostarnos y levantarnos más tarde que el resto del año, hay que intentar mantener las comidas principales, sobre todo el desayuno. Aunque sea verano, sigue siendo la comida más importante del día. Eso jamás cambia. Evita estar picando de a pocos y en varias horas del día.
 4. ¡Proteínas vegetales siempre son una buena opción!
Tienen menos grasas que las de origen animal, como para variar podemos hacer unos platos con legumbres o los cereales que solemos consumir más en esta época veraniega. Si no eres de comer garbanzos o lentejas, opta por complementos alimenticios a base de soja y trigo.
 
5. ¡Snacks saludables para la fiesta!
No tienes que renunciar a esos aperitivos que te ofrecen las reuniones de tus amigos, simplemente ¡Sé selectivo/a! Los encurtidos como las aceitunas, pepinillos, etc. son y serán siempre más ligeros que unas mini hamburguesas o deditos de queso Y si llegas a pecar con algo hipercalórico, entonces, ¡Olvídate del postre!.

 

Subir de peso durante los días de descanso es el error más común. Pero, ¿y si puedes evitarlo? Acá te dejamos algunos consejos que sin duda te servirán para no subir ni un gramo de más.

 

 

1. ¡El deporte es un gran aporte!

 Si gastas mucha energía, podrás comer mucho más porque compensas la ingesta de calorías con la práctica de ejercicio, sin duda es la mejor manera de controlar tu peso. ¡Mantente activo!, si llevas una vida sedentaria,te bastará con irte a nadar al club o playa preferida media hora o andar por el malecón una hora al día.
2.  ¡Hidrata-Arte!
Además del agua, escoge bebidas bajas en azúcares y sin burbujas. Recomendamos tomar muchas infusiones o jugos de frutas con hielo picado, son extremadamente sanas y están riquísimas. Además de las bebidas tienes opciones de postres fríos como helados de frutas y cremoladas.
3. ¡No te saltes comidas!
Ahora tienes tiempo y cero excusas para no comer a tus horas. A pesar de acostarnos y levantarnos más tarde que el resto del año, hay que intentar mantener las comidas principales, sobre todo el desayuno. Aunque sea verano, sigue siendo la comida más importante del día. Eso jamás cambia. Evita estar picando de a pocos y en varias horas del día.
 4. ¡Proteínas vegetales siempre son una buena opción!
Tienen menos grasas que las de origen animal, como para variar podemos hacer unos platos con legumbres o los cereales que solemos consumir más en esta época veraniega. Si no eres de comer garbanzos o lentejas, opta por complementos alimenticios a base de soja y trigo.
 
5. ¡Snacks saludables para la fiesta!
No tienes que renunciar a esos aperitivos que te ofrecen las reuniones de tus amigos, simplemente ¡Sé selectivo/a! Los encurtidos como las aceitunas, pepinillos, etc. son y serán siempre más ligeros que unas mini hamburguesas o deditos de queso Y si llegas a pecar con algo hipercalórico, entonces, ¡Olvídate del postre!.